Novedades

Menú principal

¿Qué representa La Fiera?

Bienvenidos a La Fiera Literaria
PDF Imprimir E-mail
Escrito por Redacción de La Fiera Literaria   

Descansen en paz las víctimas de La Fiera

 

Ayer, 25 de noviembre de 2013, falleció en Madrid a los ochenta y cinco años de edad Manuel García Viñó, alma de La Fiera Literaria. Ya podrán descansar en paz los autores favorecidos por la industria cultural española y los críticos del sistema, a sueldo de los medios de comunicación que han favorecido su encumbramiento inmerecido.

 

Reproducimos a continuación fragmentos de algunos de los numerosos mensajes de condolencia recibidos en la redacción de La Fiera:

Leer más...
 
PDF Imprimir E-mail
Escrito por M. García Viñó   

Oración por mi muerte

 

¿Moriré como todos? No, Dios mío,
la muerte negra, no, la negra y honda
muerte que acecha y hiere entre la fronda
de una noche con nubes y alto frío

 

no la quiero, Señor, quiero un rocío
que me anegue despacio, que me esconda
con suavidad de beso en la redonda
plenitud de tu excelso praderío.


Quiero una muerte que me roce apenas
el filo de los párpados, creciente
flujo de ti lamiendo mis arenas,


beso de nuevo amor sobre mi frente,
limpio caudal que, abriéndome las venas,
me lleve a tu presencia dulcemente,


M. García Viño
Sevilla, 1952

 
PDF Imprimir E-mail
Escrito por Elena Tejada   

A Manuel García Viñó
mi mentor, mi amigo


Te fragmentas en nombres falsos
que tu mismo fecundas
en escritos apócrifos
manifiestos de luz.


No es la existencia fin en ti
ni en nosotros, sino en ellos
proyectados como una lluvia negra
en el espejo,
escultores de aire
que exponen sus obras
en callejones ciegos.


Cuando el engaño se haga manifiesto
no comprenderán, quedarán mudos...
les morderá la parte más cínica
de la crítica.


Serás entonces como los clásicos
- pobres maestros -
de vil literatura
o ciencia machacada
en el molar de la costumbre.


Un fuerte abrazo.
Elena Tejada

 
PDF Imprimir E-mail
Escrito por Raúl Cejudo   

Para Manuel García-Viñó

 

Vagando por esta Iberia tan yerma
plena de ignorancia y estulticia
enteréme de la grata noticia:
el genio de Viñó a muchos enferma.


Personajillos de fama sin merma
envidiosos de su prosa nutricia
le insultan con gemífera malicia
sin ninguna otra estratagema.


Novelista, pensador, ¡qué poeta!
de nuestras letras tesoro escondido
genio olvidado en la Españeta.


De asesinos tildar yo querría
a escritores, críticos y prensa
por perpetrar tamaña felonía.

 

Raúl Cejudo
(Moscú, 22 de septiembre de 2013)

 
PDF Imprimir E-mail
Escrito por Koldo Campos Sagaseta   

Vidas y Muertes

 

Hay vidas que, de muertas
sólo son biografías,
ambiguos prontuarios
de cuentos y de cuentas,
acaso un mal habido patrimonio
y algunos herederos peor hallados,
un perro que les ladre,
dolientes titulares,
un alcalde de encargo
y un par de funerales.


Pero apenas la tierra
se sume al homenaje
y los gusanos rindan
honores al difunto,
de aquel ilustre muerto va a quedar,
si me apuran, la misa aniversario
con que la Iglesia reconforta el luto
mientras la viuda pueda pagar los honorarios
y una lápida triste que recuerde
un olvidado nombre y un extraviado año.


Son vidas que se pierden en el tiempo
sin un beso en la espalda ni una mano en el pecho,
infelizmente muertas.


Hay muertes que, de vivas,
nos dan las buenas horas,
nos lustran la sonrisa,
nos atan los zapatos
nos rondan y nos cantan
los sueños que aún amamos.


Son muertes tan poco moribundas
que siempre están naciendo
y así no tengan visa para el cielo
o el aval de la ley para la historia
van a seguir estando con nosotros,
memoria que respira y pan que se comparte,
dichosamente vivas.


Koldo Campos Sagaseta

 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 11
 

Citas

Sólo son hermosas, dulces y grandes las cosas misteriosas

Chateaubriand

Tenemos 18 invitados conectado