¿Qué representa La Fiera?

Carta a García Posada sobre la crítica
PDF Imprimir E-mail
Epístolas Feroces

Carta a García Posada sobre la crítica

Una amable lectora de Zaragoza nos envía, para su publicación, la carta que ha remitido al –escribe ella– "nefasto crítico y peor persona" Miguel García Posada, auténtico pararrayos, por lo que vamos viendo, de todas las denuncias, críticas, acusaciones, denuestos, insultos, burlas, quejas y evacuatios marginalis de la gente decente de este país, que alguna hay. Con gusto la publicamos, sin modificar ni una tilde, según mandan la Ley y los Profetas.

 

Sr. García Posada: me dirijo a usted por dos razones, sin duda relacionadas entre sí.

1º – he leido en Babelia su protesta ante las opiniones de Mario Vargas Llosa sobre la crítica literaria.

2º – antes había comprado y leido el libro de Javier Marías Negra espalda del tiempo, en buena parte por los elogios que usted ha hecho de él y que la Editorial Alfaguara ha incluido en su publicidad.

La crítica de Vargas Llosa a la crítica se basa, fundamentalmente, en los siguientes defectos:

1.–- no poseer el rango intelectual que tenía en los años 50 y 60, en que los críticos -esto lo digo yo- eran también teóricos de la estética y pensadores.

2.– estar al servicio de las grandes editoriales.

3.– practicar el amiguismo y el  enemiguismo. Elogia sin fundamento a los amigos, ignora olímpicamente a los demás. En el diario El País, que es el suyo, sólo se habla, salvo escasísimas excepciones, de libros de Alianza, Alfaguara, Tusquets, Anagrama, Espasa Calpe y Planeta. Esto sólo puede tener una explicación comercial.

Usted considera un insulto que le digan esto: pruebe que no es así, repase aunque sea sólo los últimos veinte números de Babelia. No se puede estar toda la vida haciendo algo deshonesto y después "exigir" que los demás no se den cuenta.

En cuanto al libro de Javier Marías... Voy a dejar de lado la desorganización del mismo, así  como los defectos de léxico, de gramática y de contenido que algunos le achacan. Estará de acuerdo conmigo en que se divide en dos partes bien diferenciadas: una que trata sobre, digamos, la "historia" de Todas las almas y otra en la que transcribe, muchas veces literalmente, el contenido de dos o tres libros que él ha leído de o sobre dos escritores ingleses, Wilfrid Ewart y Oloff de Wet, al parecer desconocidos. Aunque una y otra narración estuviesen bien escritas y con gracia, que no es el caso, ¿usted cree honradamente que contienen algo que se pueda calificar de "estremecedor"? ¿Qué pagina, qué pasaje es de "indudable raíz trágica"? ¿Dónde "salta el autor a los formidables abismos del tiempo, el destino y la muerte"? Y el caso, señor Posada, es que usted ha escrito eso, que no es verdad, y la Editorial lo ha utilizado, como dice Vargas, "como extensión publicitaria" suya. Es decir, que lleva razón Vargas Llosa.